Prisión domiciliaria para el actual alcalde de Prado

Ayer a las en horas de la  tarde, el Juzgado Quinto Penal del Circuito de Ibagué, ordenó en segunda instancia la detención domiciliaria del alcalde de Prado Álvaro González Murillo quien está en líos por lo que tiene que ver con la obra del puente de la vereda Montoso que conecta con la vereda el Fique y que tuvo un valor de 2.315 millones de pesos.

Dicha ejecución debía darse en medio de una urgencia manifiesta que había sido declarada el 17 de diciembre de 2015, cuando González Murillo, ya había sido elegido, pero no había tomado posesión de su cargo.

Al burgomaestre se le investiga  por cinco delitos Prevaricato por acción, interés indebido en la celebración de contratos e incumplimientos de los requisitos legales, falsedad ideológica de documento público y fraude procesal.

Luego de saber la decisión, el alcalde de Prado  Álvaro González Murillo viajó a su población.

De acuerdo con el abogado defensor del mandatario, su defendido el día de hoy tendrá que acercarse a la Cárcel de Picaleña en donde será reseñado

El abogado defensor igualmente indicó que la decisión que surgió en enero fue apelada por la Fiscalía que ayer el Juzgado revocó la decisión y por ello impuso la medida de aseguramiento domiciliaria.

Es de recordar que en el mes de enero del presente año, el alcalde de Prado  fue capturado por funcionarios del CTI de la Fiscalía en el municipio de Purificación, para ese entonces, la orden de captura fue expedida por el Juzgado Octavo penal municipal, solicitada por la Fiscalía 34 de Ibagué, el burgomaestre en esa ocasión fue presentado ante y el Juez Quinto penal municipal.

Por: Niyired Riaño, periodista judicial.