Alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo les hizo un desplante a los cabildantes

Una lluvia de críticas le cayó al alcalde de Ibagué, por haber dejado plantado al Concejo Municipal en la clausura del segundo periodo de sesiones ordinarias.

El cabildante Camilo Delgado expresó que, la inasistencia del mandatario fue una falta de cortesía, que envía un mensaje claro sobre cómo serán las relaciones entre el ejecutivo y la corporación para lo que resta de esta administración.

Delgado indicó que, “da pena ajena que Jaramillo no envió delegado para la posesión de Juan Pablo Salazar como concejal. Esto demuestra el poco interés que tiene el alcalde en los asuntos de la corporación”.

En la jornada de hoy, se tenía previsto el segundo debate el proyecto de acuerdo por medio del cual de adopta la política pública de desarrollo rural ‘Una apuesta para la paz’, el cual se hundió porque el secretario Cesar Picón, encargado de la defensa de la iniciativa, no asistió a la sesión, ni envió un delegado.