Libres ocho capturados por homicidio a un joven en la variante de Ibagué

Ante un Juez Penal Municipal con función de Control de Garantías ayer fueron presentados en el Palacio de Justicia de Ibagué, los ocho capturados  por el homicidio de Julián Ernesto Casasbuenas Clavijo, tras ser detenidos tres horas después del crimen que conmocionó esa parte de la capital del Tolima, por la forma como fue ultimado y por la actitud de quienes lo apuñalaron, audiencias concentradas donde se legalizó la captura, se imputaron cargos por el delito de homicidio agravado y finalmente se les concedió la libertad a los sospechosos, pues el togado no consideró que la detención se produjo en flagrancia.

Pese a que los familiares de la víctima mortal intentaron oponerse a la decisión del Juez, el concepto del hombre d negro no cambió y el grupo de hinchas escarlatas, regresaron a la calle, no sin antes advertirles que continuaban ligados al proceso penal que en su contra se había iniciado.

La respuesta de los familiares del occiso fue desconcertante. Se sintió el desconsuelo, la ira y el dolor, cuando varios de ellos, hablaron con Ondas de Ibagué, para expresar su descontento por la decisión del togado.

Se escuchó en audiencia al delegado fiscal, quien relató paso a paso la manera cómo el joven fue atacado a puñal y a piedra, sin que pudiera hacer algo por defenderse, crimen perpetrado frente a los ojos de Luis Felipe Casasbuenas, su hermano mayor, quien relató a las autoridades que los asesinos de su hermano, una vez consiguieron su objetivo, lamían la sangre de los cuchillos y les gritaban “Por fin comimos lechón”.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.