Vuelve y juega la violencia de los limpiavidrios que se ubican en los semáforos de Ibagué

El caso ocurrió en la calle 37 con avenida Ferrocarril, donde a diario se observa a varios limpiavidrios, debajo del semáforo, de quienes se dijo, son groseros con los conductores de vehículos que no permiten que les riegue agua sucia en los panorámicos, hasta el punto de intentar irse a los golpes, hecho que deberá investigar la Policía Metropolitana de Ibagué.

En este caso la víctima fue una pareja de esposos que se movilizaba en un vehículo de alta gama, que no necesitaba limpieza en el vidrio, pues acababa de salir del lavadero de autos, pero un hombre joven, con acento y aspecto de venezolano, se ofreció a las malas para limpiar el vidrio y al regar el agua sucia sobre el panorámico, se le solicitó que por favor la retirara y que no necesitaban de su servicio, a lo que esta persona respondió con vulgaridades y en forma agresiva retó a los golpes a la pareja.

“Nosotros lo que hicimos fue continuar el camino, pues vi a mi esposo bastante enojado con ese señor. Gracias a Dios no pasó nada, pero esa persona estaba que nos pegaba en la cara con ese aparato que limpia los vidrios”, dijo Janeth de Támara la mujer afectada.

Los ibaguereños víctimas de esta clase de personas exigen a las autoridades que tengan más presión sobre ellos, para evitar que en algún momento ocurra una tragedia.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.