Mujer de la tercera edad, agobiada por las deudas con los “gota gota”, se tomó un veneno y luego se ahorcó

Lucila Pinilla Castro, de 61 años de edad, fue hallada colgada del cuello al interior de su vivienda ubicada en la calle 14 con carrera 11del barrio Venecia, al sur de la capital tolimense y al lado de un sobre en el que las autoridades hallaron un poderoso veneno, sustancia utilizada para la fumigación de cultivos, hecho que despertó la atención de la Fiscalía, entidad encargada de la investigación del lamentable triste episodio.

"Eran muchos los gota gota que venían a la casa de doña Lucila, si no estoy mal, eran más de 25 cobradores que a diario la azotaban por las deudas. Tapaba un hueco destapando otro y así mantenía todos los días. Una moto con dos cobradores llegaba, recibía plata y cuando se iban llevaba la otra. Eso era desesperante. Nos imaginamos que doña Lucila no tenía vida tranquila con esa forma de deber plata", dijeron varios de sus vecinos a Ondas de Ibagué.

De la víctima se supo que era la madre de un mecánico de motocicletas que labora en un taller de la 24 con sexta y de otro joven que hace parte de las Fuerzas Militares, a quienes con mucho esfuerzo les dio su estudio.

Pinilla Castro fue llevada a las urgencias del Sur, pero ya era tarde, pues la mujer llegó sin signos vitales como resultado de las graves lesiones sufridas en el cerebro y por la acción del veneno.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.