A prisión intramural policías, funcionario de la Alcaldía de Melgar

Entre los municipios donde se ejercía está actividad sin el permiso legal son Villarrica y Cunday, para posteriormente comercializarlo en Carmen de Apicalá y Girardot, en Cundinamarca.

Los detenidos fueron imputados por los delitos de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales, concierto para delinquir, cohecho por dar u ofrecer, cohecho propio, falsedad material en documento público, peculado por uso y daño en los recursos naturales.

La Fiscalía le imputó cargos a 10 personas, entre ellas tres policías activos y un funcionario de la Alcaldía de Melgar, lo cuales, según la Fiscalía, estaban al servicio de una organización delincuencial dedicada a la tala indiscriminada, transporte y comercialización de madera de varias especies de bosque natural en Tolima.

En audiencias concentradas se dijo que los uniformados cobrarían entre 150 y 300 milnpesos, aparentemente, para permitir el paso del cargamento ilegal, sin los permisos exigidos por Cortolima.

La Fiscalía los vincula a 11 eventos jurídicamente relevantes en los cuales presuntamente pretendían transportar madera Nogal, Caucho y Caracolí, cuando fueron sorprendidos con varios cargamentos que llevarían hasta un depósito de madera en Villarrica, del cual es propietario Álvaro Díaz Moreno, considerado el líder la organización.

En audiencias concentradas el Juez no halló méritos para enviar a la cárcel a cuatro de  los imputados y los benefició con la medida de prisión domiciliaria, entre ellos a Albeiro Guzmán, Eder Caicedo y Darwin Ibagon.

Cobijados con medida de aseguramiento de carácter intramural fueron cobijados los uniformados de la policía Alvaro Díaz, Daniel Díaz, Jerson Prado, Jhon Sánchez, Elkin Flores y Andrés Núñez.

Estos policías fueron señalados por la Fiscalía como las personas que en diferentes momentos permitieron el paso de los cargamentos, luego de haber recibido dinero a cambio, pasando por alto su labor como funcionarios públicos.

Entretanto el funcionario de la Alcaldía de Melgar, Albeiro Guzmán Patiño, fue el encargado, según el ente acusador, de conducir en varias ocasiones los vehículos donde movilizaron el material renovable, a quien también se le imputó el delito de peculado por uso, al emplear un vehículo de la administración municipal a la que está adscrito para el transporte de 28 bloques de madera especie caracolí.

Ninguno aceptó los cargos imputados por la Fiscal delegada.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.