Le vendieron el Soat con los datos equivocados y ahora nadie le responde

William García es un domiciliario que vive a esta hora, y desde hace una semana, una insólita historia, de esas que sólo ocurren en la Capital del Tolima, pues hace siete días la policía le inmovilizó la motocicleta en la que se desplaza a diario para rebuscarse el pan, pues el SOAT y la Revisión Tecnicomecánica los tenía vencidos, viéndose de esta manera, obligado a conseguir el dinero prestado y comprar estos documentos, diligencia que realizó en la carrera 5 número 63-15, sector Arkacentro,  un local de razón social Control Motos CDA Ibagué.

Hasta ese instante todo iba bien, pero al llegar a la Secretaría de Tránsito de Ibagué le abrieron los ojos y se enteró, casi 7 horas después, que el documento que había adquirido en ese establecimiento no le servía para retirar su vehículo de los patios, pues los datos que le habían escrito estaban totalmente equivocados.

Tan sólo el nombre de este domiciliario y el número telefónico quedaron bien, el resto de datos pertenecían a otra placa, un chasis distinto, por lo tanto tenía que regresar a reclamarle a la persona que se lo vendió, diligencia que aún no ha terminado y de la que depende que pueda retirar la moto y continuar su vida normal.

Los trabajadores del CDA no le han querido solucionar el problema y el propietario del punto de venta, de nombre Néstor, ya no le contesta sus llamadas telefónicas y cuando lo hace de otro número, al reconocer la voz de William García, le cuelga.

Este trabajador informal anunció que acudirá a otras instancias, como la Fiscalía General de La Nación, para tratar de solucionar su problema que tan sólo arregla, devolviéndole la plata o haciendo el documento nuevamente y entregándole un SOAT con los datos reales.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.