Niña de 13 años “desaparecida” en el sector de El Salado está con su primo que también es su novio

Tras la alerta generada en la capital tolimense por el presunto rapto de una niña de 13 años, alumna de la institución educativa Francisco de Paula Santander, la madre de la jovencita confesó que su hija, desde hace tres meses, sostiene una relación amorosa con el sobrino de su esposo, es decir, con su primo, confirmando la tesis de los investigadores de la Policía Metropolitana de Ibagué.

Según la madre de la menor de edad, Marisela Bernal, al sobrino de su esposo, un hombre de 24 años de edad, lo vieron bajar ayer jueves, a eso de las 5 de la mañana, con rumbo a la escuela donde estudia la niña y minutos después, la menor de edad desapareció, por lo que las autoridades, en una reacción pronta y después de una exhaustiva investigación, pudieron confirmar que no se trató de un secuestro, sino de una historia de amor prohibida, de esas de Corin Tellado, que hoy mantiene en vilo a una humilde familia Ibaguereña que tan sólo espera el regreso de su hija sana y salva.

"Nosotros hace tres meses nos enteramos de la relación que ellos tenían. Ese tipo me cortejaba a mi niña y nosotros, obviamente no estábamos de acuerdo. El tipo desde ayer apagó el teléfono celular y desapareció de su casa. Allá no abre nadie", dijo Marisela Bernal a Ondas de Ibagué.

Por fortuna la historia de esta familia residente en la vereda Carrizales, jurisdicción de Ibagué, no termina en tragedia, pero sí en un desasosiego de no saber del paradero de su hija y la impotencia de no poder tenerla a su lado y alejarla de un hombre, quien aparte de ser su familiar, le dobla la edad, convirtiéndose en una relación peligrosa y que será castigada por la Ley, una vez sus padres instauren la respectiva denuncia por el delito sexual contra menor de 14 años.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.