Desde ayer son presentados en audiencias concentradas los presuntos integrantes de banda “Los Gomelos”

Luego de nueve meses de investigación, una fiscalía local adscrita a la Unidad Regional Antinarcóticos de la Seccional Tolima y agentes de la Policía Metropolitana de Ibagué, lograron desarticular la estructura delincuencial denominada “Los Gomelos”, dedicada, según la Fiscalía y la Policía, al tráfico de estupefacientes bajo la modalidad del narcomenudeo y entregas a domicilio, afectando principalmente a la comunidad estudiantil de una prestigiosa universidad de esta ciudad, en la cual estudian dos de los capturados de 24 y 23 años.

En audiencia de legalización de capturas se logró establecer que se realizaron cinco diligencias de allanamiento y registro, en las que se logró materializar también la captura de una mujer de 54 años, encargada, presuntamente, de venderles la sustancia proveniente del Cauca.

Asimismo fue detenida una joven de 26 años y alias “El Perro”, de 34 años de edad; señalado de ser el cabecilla del grupo delictivo.

Finalmente fue capturado otro hombre de 29 años, quien labora en un establecimiento cercano a la universidad, donde también comercializan las sustancias estupefacientes como marihuana y cocaína.

El delegado fiscal les imputó el delito de concierto para delinquir con fines de tráfico de estupefacientes, ya que cuenta con elementos materiales de prueba suficientes para demostrar la presunta culpabilidad de los detenidos en la comercialización de la sustancia tanto dentro como fuera del campus universitario; situación que se logró detectar entre otras cosas, por agente encubierto, vigilancias, interceptación de comunicaciones, búsqueda selectiva en base de datos; además de la información valiosa que entregó una fuente humana, lo que permitió dar inicio a la respectiva investigación.

Los presuntos integrantes de esta banda dedicada a la venta de estupefacientes, continuarán hoy en estrados judiciales de esta ciudad y muy seguramente en horas de la tarde de hoy miércoles se conozca la suerte de estas personas.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.