Autoridades buscan a segundo venezolano implicado en el homicidio de una mujer de 71 años en el barrio Nacional

A mediados de julio fue detenido Antonio Alejandro Hernández Ortuño, de quien se presume, participó en coautoría en el crimen con otro hombre de nacionalidad venezolana, identificado como Jefferson José Rángel Hernández, quien actualmente se encuentra prófugo de la justicia.

Con el fin de localizar al segundo presunto sospechoso del homicidio con fines de hurto del que fue víctima la señora María Ligia Sánchez, de 71 años, el 11 de abril pasado en el barrio Nacional de la ciudad, la Fiscalía General de la Nación Seccional Tolima informa que se trata de Jefferson José Rángel Hernández, de quien se presume huyó 10 días después de cometido el hecho hacia Maracay, en Aragua, Venezuela.

El hombre de 32 años, de nacionalidad venezolana, participaría en el hecho delictivo porque según las pesquisas del ente acusador, en cabeza de miembros de policía judicial del CTI, existen alrededor de 15 vídeos de seguridad que fueron localizados en la zona en donde se le ve claramente ingresando al barrio en donde ocurrieron los hechos.

De igual manera cuentan con interceptaciones telefónicas; búsqueda selectiva en bases de datos; seguimiento a personas, entre otras posibles evidencias que lo vincularían en coparticipación con Antonio Alejandro Hernández Ortuño, detenido a mediados de julio por el mismo hecho.

En las imágenes se evidencia que ingresan al sector vistiendo prendas de un color determinado, y cuando salen, luciendo otras totalmente diferentes, con el fin de pasar inadvertidos.

El cuerpo de la víctima fue hallado al medio día de ese día por su esposo, con señales de golpes en el rostro y la cabeza. La señora quien según dictámenes de Medicina Legal luchó por su vida, al tener heridas de defensa como cortadas en sus brazos y manos, murió finalmente por degollamiento.

Tanto Hernández Ortuño, quien ya se encuentra privado de la libertad en centro carcelario de manera preventiva, por los delitos de homicidio agravado y hurto calificado y agravado, junto con Rangel Hernández, asesinarían a la mujer con el único objetivo de apropiarse de 980 mil pesos en efectivo que tenía en su casa, y su aparato celular, lo que consiguieron luego de ganarse su confianza y la de su esposo, tras hacerles creer que habían sido enviados por un ornamentador para realizarles unos arreglos en las ventanas de su casa, un día antes de cometido el crimen.

La Fiscalía de igual manera hará los trámites pertinentes para que le sea emitida Circular Azul de la Interpol, y así ser ubicado en cualquiera de los países asociados a esta notificación internacional como lo es Venezuela, en donde se presume se encuentra escondido huyendo de las autoridades colombianas.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.