Policía se quemó la cara y los brazos cuando destruía munición incautada

El extraño y misterioso caso le ocurrió al Patrullero Pinzón, adscrito a la Policía Nacional en Ibagué y quien se encontraba destruyendo gran cantidad de munición que había sido incautada, cuando, de un momento a otro, este material explotó ocasionándole quemaduras en el rostro y en los brazos, siendo trasladado de inmediato a la Clínica Asotrauma de esta capital donde a esta hora es atendido por los profesionales de la Salud.

Se desconoce hasta el momento qué pudo haber ocasionado la explosión, como también si el uniformado será o no, remitido un hospital de mayor nivel en la capital del país, donde lo atiendan en un pabellón de quemados.

En los brazos el uniformado tiene quemaduras de tercer grado, mientras que en el rostro sus quemaduras son de segundo grado, han dicho las fuentes a Las Noticias de Ondas de Ibagué.

Sobre el tema no se han pronunciado las autoridades locales.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial