Bebió un poderoso veneno y murió cuando era atendido de urgencia en el Hospital Federico Lleras Acosta

El nuevo caso de suicidio en Ibagué lo atendió personal policial del Cuadrante 16 del CAI Estadio en las instalaciones del Hospital Federico Lleras Acosta, hasta donde fue llevado desde el barrio Baltazar un hombre de 33 años de edad, de quien se dijo, había ingerido una poderosa sustancia con el fin de autoeliminarse, consiguiendo su objetivo, pues los médicos de turno no lograron estabilizarlo, confirmando su deceso anoche.

La víctima fue identificada por las autoridades locales como Luis Arnoldo Aranda Díaz, residente en la carrera 2 sur número 10-38, del mencionado sector, al sur de la capital tolimense, donde tomó la fatal decisión de acabar con su vida.

Esta persona había ingerido, horas antes, un herbicida de nombre Paracuak, siendo atendido inicialmente en la USI del sur, pero por la gravedad de las lesiones sufridas, posteriormente fue remitido de urgencia al primer centro asistencial del Tolima, donde falleció.

Un grupo de Criminalística de la Policía Metropolitana de Ibagué se encargó de adelantar la inspección técnica al cadáver y de iniciar la investigación del caso para determinar las causas que llevaron a esta persona a acabar con su existencia. 

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.