Murió un niño de 11 años luego de enterrarse una puntilla en un pie

El caso ocurrió en una vivienda ubicada en el barrio Galán, al sur de la capital tolimense, donde Rodrigo Puerta Leguízamo, se enterró en su pie derecho una puntilla, caso registrado el domingo anterior, siendo trasladado hasta la USI del Ricaurte, pues además del dolor en su pie, tenía vómito y dolor estomacal, donde fue atendido por personal médico, pero el niño empezó a inflamársele la pierna y la cara, sin que los profesionales de la Salud lograran percatarse de la gravedad del hecho.

Durante una semana el menor de edad permaneció muy delicado de salud y fue remitido en ambulancia hasta urgencias del Hospital Federico Lleras Acosta, donde fue examinado nuevamente, pero se cayó de la camilla ya que estaba mal acomodada, sufriendo una serie de incomodidades en ese centro asistencial.

Su diagnóstico empeoró el miércoles anterior, ya que la inflamación de su pie llegaba hasta más arriba de la rodilla y pese a que no tenía mejoría, los médicos no le trataron la infección, dijeron extramicrófonos uno de sus familiares a Las Noticias de Ondas de Ibagué.

El niño sufrió un preinfarto y fue remitido a cuidados intensivos del mencionado centro asistencial.

Ondas de Ibagué logró conocer que debido a su complicado estado de salud, lo médicos que lo trataban autorizaron la operación y minutos después les indicaron que estaba en reanimación, donde lamentablemente murió.

Sobre la muerte del menor, Ondas de Ibagué conoció que la Secretaría de Salud Municipal, adelantará una investigación para determinar las verdaderas causas por las que el niño murió.

Las exequias de Rodrígo Puerta Leguízamo se cumplieron en la iglesia del barrio Ricaurte y luego sus familiares lo llevaron al Totumo donde fue sepultado.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.