“En COIBA, vivimos con el COVID 19 y no queremos volvernos como la cárcel de Villavicencio”: Alejandro Duran, representante del INPEC

Este complejo penitenciario es uno que a nivel nacional, ha confirmado 13 casos positivos de COVID 19, no solo los privados de la libertad sino ahora la guardia del INPEC en el plantel penitenciario clama ayudas por parte de la Gobernación, de la Alcaldía, del mismo INPEC, porque están encerrados con el virus, y al parecer a nadie le interesa,  en el marco de la actual de la emergencia sanitaria, que se vive al interior.

“Quiero denunciar la situación que se presenta en el establecimiento carcelario conocido por la ciudadanía tenemos 13 contagiados, un la libertad, un auxiliar de enfermería, prestadora servicios salud en el establecimiento y 11 uniformados del puesto de custodia y vigilancia, y no nos ponen cuidado” dijo,  Alejandro Duran, representante del sindicato del INPEC.

Aseguran los prestadores de servicio de guardia en el COIBA, que la situación es crítica porque sus compañeros que dieron positivo para COVOD 19, se encuentran  ‘Aislados’ en el sector de alojamientos,  donde está el personal de cuerpos de vigilancia y directivos.

“Manejamos 5.250 internos más los funcionarios en un número de 600  aproximadamente y las autoridades departamentales, ni  municipales no le están prestando la atención debida a este tema,  por ahí nos dijeron que tenían un hotel para la cuarentena de los positivos por COVID 19 y nunca hubo hotel, la misma dirección general del INPEC es muy poco lo que ha aportado”, asevera el uniformado del INPEC.

Son enfáticos los guardianes, cuando relatan que la situación es  preocupante porque ellos quieren guardar todos los protocolos que exige Ministerio de Salud, pero están hacinados igual que los internos, confinados en un espacio que no es el debido para aislamiento del personal positivo para COVID 19.

La preocupación de los hombres de azul, es que el virus se propague en  el personal que sigue laborando y lo puedan llevar a la parte interna del complejo carcelario y que este se expanda en el personal privado de la libertad,  hay internos con enfermedades crónicas, y edades superiores a los 60 años.

Los guardianes esperan prontas soluciones y eficaces, para la problemática que vive el complejo carcelario y penitenciario, el personal de salud, no está atendiendo la comunidad privada de la libertad, hasta cuando les den sus elementos de bioseguridad.

La misma dirección general del INPEC es muy poco lo que ha aportado, su obligación con nosotros ha hecho caso omiso,  se han demorado en tomar determinaciones como ha pasado en Villavicencio y ese establecimiento, tiene muchos problemas” agregó, Alejandro Duran.

Alejandro Duran, representante del sindicato del INPEC, puntualizó,  “El personal de salud, no está atendiendo la comunidad privada de la libertad, hasta cuando les den sus elementos de bioseguridad y  tienen toda la razón y se nos está complicando el tema dentro del establecimiento y no queremos que el orden interno se nos altere y pues tratar de minimizar la situación, pero sin colaboración de las autoridades es muy difícil”.

Por: Fernando González, periodista judicial.