Familiares de internos en el COIBA, piden prontas soluciones

María Yorledis Correa  Jaramillo, hermana de Andrés Alejandro Correa Jaramillo, un privado de la libertad, que fue  trasladado desde la cárcel de Puerto Berrio, y señalado de participar en los desmanes del mes de marzo en los establecimientos carcelarios del país, asegura que él es hipertenso crónico y es enfermedad, puede volverlo propenso a contagiarse de COVID 19.

 “El  24de marzo del presente año el famoso director de la cárcel de Puerto Berrio, Antioquia, tomó la decisión de trasladar a varios internos entre ellos a mi hermano Andrés Alejandro Correa Jaramillo, a la cárcel de Ibagué, COIBA, Picaleña, supuestamente por un intento de fuga donde no tienen pruebas sobre él, por eso quiero contarles la triste historia de mi hermano”, dijo María Yorledis Correa  Jaramillo.

La hermana de  Andrés Alejandro Correa Jaramillo, relató que él se encuentra en condiciones infrahumanas, porque al parecer los mantienen en confinamiento en sus celdas durante 20 horas y solo les permiten 10 minutos para comunicarse con sus seres queridos, y por su enfermedad y el contacto con los guardianes que arrojaron positivos para COVID 19, es más caótica su realidad.

“Aparte de todo esto los sacaron tan inhumanamente porque no los dejo sacar la ropa ni los útiles de aseo  y en estos momentos están con la mera ropa que tenían puesta porque ya mes y medio y nada q le entregan los útiles ni la ropa que se les hizo llegar por encomiendas”, agrega la angustiada hermana.

Familiares de los internos trasladados de la cárcel Puerto Berrio, solicitan al INPEC, les expliquen el porqué del traslado de sus allegados, y el motivo de los señalamientos que llevaron a los mismos, porque hasta el momento ninguno ha sido acusado por otro delito diferente al que están pagando.

Por: Fernando González, periodista judicial.