En Palocabildo contrataron transporte escolar en plena pandemia

*Imagen de referencia

El alcalde de Palocabildo Nelson Gómez Velásquez  y su secretario de Gobierno Juan Manuel Troncoso, fueron capturados por las Fiscalía por presuntos actos de corrupción en la compra de kits alimentarios en medio de la pandemia por el Covid-19. 

Pero el mandatario hoy investigado y privado de la libertad con domiciliaria, se encuentra de nuevo en el ojo del huracán por otro escándalo conocido por  este medio de comunicación.

La administración de ese municipio, contrató sorpresivamente  una empresa para que realizara los servicios de transporte escolar para los niños de la localidad en medio del aislamiento, cuando no se requiere, y las entidades educativas no están en su funcionamiento por las medidas del gobierno Nacional. 

El Contrato

La alcaldía de Palocabildo adelantó un proceso de menor cuantía, el 003 del 21 de marzo del 2020, un proceso de selección abreviada cuando ya se conocían las medidas restrictivas.

Objeto Contractual

Prestación del servicio de transporte escolar para facilitar el acceso y permanencia en el sistema educativo de estudiantes de las distintas veredas de Palocabildo - Tolima.

El proceso fue adjudicado el pasado 18 de abril cuando en todo el país ya conocía la magnitud de la situación, pero esto al parecer no le importó al mandatario de esa localidad del norte tolimense.    

Resulta incoherente este caso, pero hay algo aún más sorpresivo, el único oferente que se presentó, fue la empresa de transporte y logística Magdalena SAS, con sede en Santa Marta y en la Dorada Caldas, además, el representante legal es Marco Héctor Arias Bobadilla, el mismo que está involucrado en las investigaciones que tiene en líos judiciales al actual alcalde, al secretario de Gobierno y a varias personas más.

Arias Bobadilla también fue capturado, por ser el representante legal de la empresa MP2, la misma, que está involucrada en las investigaciones por la compra con presuntas irregularidades de kits nutricionales y que ha llevado a la captura de los alcaldes de Palocabildo y guaduas, además de otras personas que habrían intercedido en el acto contractual.  

Se espera que los órganos de control le pongan la lupa a este contrato, que pondría en calzas prietas al alcalde Nelson Gómez, quien en la actualidad tiene prisión domiciliaria por otro presunto acto de corrupción.