Campesinos de Rovira denuncian que están sin atención médica

Labriegos de Rovira, en su zona rural, especialmente en el corregimiento de Riomanso, aseguran que están olvidados por la administración municipal, en cabeza del alcalde, Diego Andrés Guerra, , en medio de Aislamiento Preventivo Obligatorio, y, a causa del Covid-19, porque en el centro de salud, ni siquiera hay un enfermero que los atienda, y les toca ir hasta el hospital San Vicente, en Rovira, a dos horas, de distancia.

Lesman Bermúdez, reconocido líder, de este municipio, fungió como periodista, y en vídeo dejó la evidencia de los testimonios de dos personas, que llegaron en primera instancia a Riomanso, y encontraron el centro de salud cerrado, y se desplazaron hasta Rovira, y no les prestaron la debida atención.

Aseguran los mismo habitantes de este corregimiento, que el puesto de salud lleva más de seis meses sin un auxiliar de enfermería y no hay vehículo especial para trasladar a los pacientes y optan por llevarlos en los primero que encuentren.

Una mujer quien asegura en el vídeo, que tiene una ‘Bolita’, bajo uno de sus senos, salió de su casa en el campo, a las 7 de la mañana, llegó a Riomanso a las 11 am, y de allí partió hasta Rovira, en compañía de un hombre quien se compadeció de la señora, la pareja, arribó al hospital sobre las 2 de la tarde, y le toco esperar su turno de atención.

Según relata la paciente, el dictamen médico, sin entrar a un consultorio, en la sala de espera, la mujer no tenía nada, y que viajara a Ibagué, a tomarse, una ecografía, particular, para que descartara alguna anomalía, el  hombre que la acompañaba, le preguntó a la profesional de salud, que podía tomar la señora, para mitigar el dolor, y la respuesta fue Diclofenaco, el cual compro en una droguería.

La mujer al no aguantar el dolor, asistió de manera particular a otra consulta médica,  allí le informaron que tenía un herpes, y de inmediato inició su tratamiento.

Por: Fernando González, periodista judicial.