La oscuridad es cómplice de los delincuentes en el barrio Santa Ana

Desde el jueves, de la semana anterior un sector del barrio Santa Ana, en Ibagué, se encuentra sin el servicio de alumbrado público, lo que ha generado angustia, en los habitantes del sector, por el incremento de la presencia personas ajenas a su entorno, y el aumento de los robos y atracos a los comerciantes y transeúntes.

Mónica Cárdenas, residente del sector, asegura que ella, como su familia, se siente intimidada, cuando al caer la noche, los amigos de lo ajeno, aparecen, en complicidad con la oscuridad producto de la falta de servicio de alumbrado público.

Aunque los robos en establecimiento públicos, se definen popularmente como ‘El Conejo’, que consiste en pedir algún tipo de alimento, consumirlo y posteriormente huir del sitio, aseguran las misma víctimas, que son constantes y que esto afecta su economía, de otro lado el robo a mano armada de celulares y dinero a transeúntes, ha venido en aumento en los últimos días.

Aseguran los residentes que estos hechos, no son atendidos oportunamente por las autoridades, y que a ellos también no los motiva a denunciarlos, porque el hacerlo es una pérdida de tiempo.

Lo único que solicitan es a la empresa encargada, que solucione el problema, con el alumbrado, ya que esta sería una manera, de ahuyentar a los delincuentes que están llegando a este sector.

Por: Fernando González, periodista judicial.