Ibagué y el Tolima nuevamente quedan en vergüenza a nivel nacional: encabezan el ranking de las ciudades con más elefantes blancos en Colombia

Una vez más la región tolimense quedó en vergüenza a nivel nacional al encabezar el ranking de los elefantes blancos y monumentos a la corrupción más penosos de todo Colombia.  

En su más reciente reporte de diagnóstico nacional la Contraloría General de la República reveló que el Tolima tiene 96 elefantes blancos que lo convierten en el primer departamento del país con más proyectos de infraestructura inconclusos en donde resaltan el distrito de riego del triángulo del sur.

De hecho, en diciembre de 2019, el organismo de control evidenció hallazgos fiscales en este proyecto por más de $19 mil millones.

Ibagué no se quedó atrás y también encabeza el listado de ciudades capitales con más ‘mamuts’ a la corrupción con 39 obras, la mayoría de ellas relacionadas con los escenarios deportivos de los fallidos Juegos Nacionales del año 2015 e instituciones educativas.

De acuerdo con la Procuraduría, estos son proyectos que evidencian las desgracias y errores de la ejecución de los recursos públicos, que tienen un impacto negativo para las comunidades.

“Estamos hablando de obras de infraestructura desarrolladas con recursos públicos, conocidas como elefantes blancos pues sus gastos superan los beneficios, algunos de ellas que quedaron abandonadas, con o sin terminar, o en algunos casos que nunca fueron utilizadas para lo que fueron proyectadas. Así mismo obras inconclusas que no se han podido poner en funcionamiento y proyectos críticos que se están ejecutando, pero que presentan dificultades reflejadas en prorrogas, suspensiones y adiciones”, explicó el Contralor Delegado para la Participación Ciudadana, Luis Carlos Pineda Téllez.

En la lista negra también aparecen los departamentos de Antioquia, Caldas, Boyacá, Bolívar, Meta, Valle del Cauca, Nariño, Cundinamarca y Arauca.

Mientras que en la de ciudades capitales están Cartagena, Arauca, Leticia, Cali, Buenaventura, Barranquilla, Pasto, Manizales y Villavicencio.

Principales sectores afectados

En la presentación realizada durante el evento virtual, la Contraloría dio a conocer que estas obras se concentran principalmente en los sectores de educación, vivienda, agua potable y saneamiento básico, transporte y salud.

La mayoría de desarrollos de infraestructura educativa que se han calificado como proyectos críticos, corresponde a los proyectos que desarrolla y está tratando de sacar adelante el Ministerio de Educación, a través del Fondo de Financiación de la Infraestructura Educativa - FFIE.