Voraz incendio forestal lleva cuatro días arrasando montañas del Tolima

Se han consumido 150 hectáreas de bosque en Cunday y Carmen de Apicalá.

Por tres días bomberos de Carmen de Apicalá y Cunday han luchado contra las llamas que consumen el cerro que divide estos dos municipios. El incendio ha afectado 150 hectáreas, entre las que se ubica gran parte de la flora, fauna y fuentes hídricas de las zonas que abastecen el casco urbano.
“En este momento el incendio está controlado en un 80%, pero por dificultades de terreno y la topografía y falta de agua en este sector, no ha sido posible el control total del incendio”, manifestó el comandante del cuerpo de bomberos de Cunday Henrry Morales.

Así mismo, los organismos de socorro expresaron que ha sido difícil la labor en el sector afectado que comprende las veredas de Peñón Blanco y Novillos en Carmen de Apicalá y la reserva natural “El coco”, en Cunday, puesto que las llamas se presentan en pendientes extremadamente inclinadas, lo que imposibilita que los bomberos se movilicen hasta allí y, por el contrario, deban esperar que el incendio baje a zonas más planas.

El comandante Henrry Morales señaló que, además, solo se cuenta con 12 voluntarios en el cuerpo de bomberos de Carmen, y cinco en Cunday. “El personal se gasta hora y media en poder subir con una bomba en la espalda de 20 litros de agua que se descargan en 10 minutos y tienen que volver a bajar para poder volverse a reabastecer de agua”, añadió el comandante Morales.

Los bomberos trabajan a contra reloj para frenar las llamas que han afectado nacimientos de quebradas especialmente “La enramada” que surte de agua al municipio de Cunday, balnearios, reservas forestales y la naturaleza de ambas localidades.