Denuncian a Juez de Paz en Ibagué de expulsar a una anciana de su vivienda e internarla en un hogar geriátrico

El polémico Juez de Paz de la comuna Siete de Ibagué, Gustavo Roldán Navarro, está bajo la lupa de los organismos de control por sus polémicas determinaciones que han provocado cuestionamientos y una avalancha de denuncias en la capital tolimense.

Ondas de Ibagué conoció uno de los casos en donde el servidor público habría violado el debido proceso y, al parecer, cometido varios delitos al inmiscuirse en un proceso que era competencia de un Juzgado de Familia. 

La víctima es una anciana con demencia senil de 78 años edad a quien Roldán habría expulsado injustamente de su vivienda por medio de un fallo de equidad emitido el pasado 6 de agosto de 2020.

Pero hay más: en la polémica sentencia, el juez ordenó internar a la abuela en un hogar geriátrico de la ciudad y decidió nombrar como administrador de sus bienes, cuentas bancarias y pensión a un tercero que resultó ser el compañero sentimental de la supuesta compradora de su vivienda, según denuncian familiares.

Alfonso Pavas Cuevas, sobrino político de la adulta mayor, señaló que Roldán, al parecer, se prestó para fraguar una estafa con dos inquilinos de su tía, quienes manifestaron haberle comprado el inmueble por $300 millones de pesos en efectivo, sin embargo, hasta ahora no hay pruebas de que la anciana haya recibido el dinero.

A pesar de ello, el juez procedió al lanzamiento de la vivienda, ubicada en la paralela frente al Centro Comercial Multicentro, amparado en las supuestas escrituras de venta del inmueble elevadas ante la Notaria Cuarta del circuito de Ibagué, extralimitándose presuntamente en sus facultades legales al entrar a designar la custodia la anciana, facultad exclusiva para los jueces de circuito de Familia.

Roldán tiene 27 investigaciones disciplinarias

En dos años y cuatro meses de haberse posesionado en el cargo (10 de julio de 2018), el servidor público, al parecer, se ha extralimitado en sus funciones y ha emitido fallos no son de su competencia judicial.

Aunque Roldán no es abogado, su condición de juez es vigilada por el Consejo Seccional de la Judicatura del Tolima, por esta razón, Ondas de Ibagué investigó y pudo conocer que el juez tiene 27 investigaciones en la Sala Disciplinaria por presuntas irregularidades en sus procesos. (Ver documento) 

Sin embargo, sorpresivamente ninguna de ellas ha prosperado y permanecen estancadas por el organismo judicial.

Abogados dicen que Juez de Paz habría incurrido en varios delitos

Abogados consultados por esta redacción criticaron el actuar de Roldán y señalan que habría incurrido en varios delitos, entre ellos, prevaricato, cohecho, concierto para delinquir y constreñimiento ilegal.

Asimismo, se preguntan cómo es posible que un juez quien tiene facultades para resolver conflictos menores de barrio tenga esos alcances y decida sobre los derechos de administración de los bienes de una persona.

De igual manera cuestionan los requisitos para llegar a ocupar este cargo que elige la comunidad y en donde la única exigencia es que sea mayor de edad, ciudadano en ejercicio, estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos, y haber residido en la localidad respectiva por lo menos un año antes de su elección.

En pocas palabras, cualquier ciudadano puede ser juez de paz por un periodo cinco años.

¿Quién es Gustavo Roldán Navarro?

El polémico juez Roldán es habitante del barrio El Salado de Ibagué y despacha desde un improvisado juzgado ubicado en un segundo piso de la calle 143 sur con carrera Décima del mismo sector.

A diario, se ve gran movimiento de personas en su oficina, de hecho, habitantes de la zona señalan que las jornadas laborales inician a partir de las 6:00 de la mañana y finalizan a altas horas de la noche.

El polémico juez trabaja duro, a pesar de que su cargo no tiene remuneración alguna, así lo señalan varios líderes comunales quienes aseguran que al interior de su despacho nada es gratis.

“Ellos le quitan dinero a la gente y emiten fallos amañados. Montan una oficia como un notario y por todo cobran. Tienen secretaria, abogados y todo el que llega a recibir una asesoría tiene que pagar. Recurrir a ellos es una perdedera de tiempo o del patrimonio, y eso se presta para la comisión de varios delitos”, indicó un líder comunal quien solicitó omitir su nombre.  

La respuesta del Juez

En diálogo con Ondas de Ibagué, el Juez de Paz Gustavo Roldán Navarro explicó que la adulta mayor fue internada en un hogar geriátrico al ser declarada interdicta. Asimismo, argumentó que sus condiciones de vida eran infrahumanas tras adelantar una inspección judicial hace varios meses.

Igualmente, expresó que hizo una obra de caridad al internar a la señora en un lugar en donde recibe, según él, todas las atenciones que requiere una persona de su edad.

Por último, dijo que el encargado de manejar sus cuentas personales es hombre de alta confianza de la señora y se negó a responder más preguntas.

No obstante, las declaraciones de Roldán generan dudas y no coinciden con la realidad de los hechos.

El caso ya fue puesto en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación y un grupo de investigadores del CTI iniciaron las respectivas pesquisas judiciales para determinar si hubo la comisión de delitos. 

Vea el fallo completo del Juez de Paz: