Fenalco insta a la Alcaldía de Ibagué para que implemente medidas restrictivas diferentes a los toques de queda

por Adriana Montealegre

La agremiación de comerciantes entregó una solicitud formal en la que plantea medidas complementarias para frenar contagios por COVID-19 sin afectar la economía.

Alcaldía de Ibagué

El alcalde Andrés Hurtado anunció a través de twitter que recibió una nueva propuesta por parte de los comerciantes formales de la ciudad, quienes preocupados por la crisis económica y las afectaciones a los empresarios por los confinamientos, le radicaron por escrito los resultados de la encuesta que hicieron tras el toque de queda extendido del fin de semana anterior.

En la carta, Fenalco plantea que se ven abocados  a pedir que se tomen medidas alternas que ataquen la propagación pero sin afectar drásticamente el comercio formal, que con grandes esfuerzos ha logrado la implementación de los protocolos de bioseguridad y  sigue tratando de mantener y generar empleos en la ciudad, pero aun así, tuvieron una caída dramática en las ventas al inicio del año por cuenta del aislamiento obligatorio.

La misiva continúa diciendo: “Por lo anterior, una vez más insistimos en la urgencia de tomar otras medidas orientadas a actores diferentes al comercio formal, como los informales y la ciudadanía”.

Algunas de las propuestas de los comerciantes son:

- Establecer toque de queda permanente para los menores de edad. Se observan en las calles y en diferentes espacios jóvenes y niños sin la protección, por ello se solicita se establezca esta medida temporalmente en aras de evitar que sigan siendo transmisores.

- Prohibir temporalmente la realización de actividades deportivas donde se involucren varias personas como fútbol, basquetbol, paseos grupales en bicicleta, etc.

- Como corolario de lo anterior, cerrar temporalmente parques públicos y prohibir el uso de los equipos que en ellos se encuentran.

- Hacer operativos constantes sobre las zonas donde hay ventas informales en aras de verificar que las personas cuenten con los elementos mínimos de protección y que se cumpla con el distanciamiento físico obligatorio.

- Establecer toques de queda permanentes zonales como sanción en aquellos barrios donde se denuncien fiestas ilegales, aglomeraciones o conductas que pongan en peligro la salud de los ibaguereños.

Ante esta propuesta, el alcalde Andrés Fabián Hurtado desmintió algunas versiones que se tejieron frente a que ese paquete de medidas comenzaría a regir en las próximas horas y dijo: “aclaro que no se ha tomado ninguna decisión adicional. En Ibagué rige toque de queda nocturno, de 8:00 p.m a 5:00 a.m del día siguiente y el pico y cédula; esto va hasta las 00:00 horas del sábado 16 de enero” y siguió trinando “De esta manera, junto al gobernador Ricardo Orozco, estudiaremos estas alternativas y entre todos haremos un esfuerzo que garantice el bienestar de los ibaguereños”.