Intentaron acabar con la vida de un capataz. Una bala quedó al lado de su corazón

El hecho ocurrió anoche hacia las 9 en el sector de Aparco, vía al Totumo, al interior de la Hacienda La Sevilla, donde un desconocido apareció de un momento a otro frente al capataz del lugar y lo increpó disparando en su contra, ocasionándole dos impactos en el brazo derecho y uno más en el pecho, heridas que lo mantienen en la Clínica Nuestra en delicado estado de salud, pues una de las ojivas quedó incrustada cerca del corazón.

La víctima, quien fue identificada como Ernesto Peláez, un hombre de 60 años de edad,  alcanzó a correr esquivando las balas, logrando salvar su vida, mientras que el sicario se esfumó del sitio sin dejar rastro. 

Peláez ha laborado en esa finca desde hace 6 años, donde siempre demostró ser buen trabajador, motivo por el cual Ricaurte Rivera, propietario del predio, lo ascendió como jefe del resto del personal y el encargado de todos los asuntos de la Hacienda.

 

*Imagen de referencia tomada de Internet