Ambulancias: a trabajar de la mano

Con el objetivo de acabar con la mal llamada “guerra del centavo” entre ambulancias en Ibagué, se adelantó en la Gobernación del Tolima una reunión extraordinaria en la que participaron todos los propietarios de empresas de ambulancias de la ciudad, la policía de Tránsito, funcionarios del CRUET, Defensa Civil, Cruz Roja y la Procuraduría que fue la que organizó la cita y demás personas que hacen parte de la Secretaría de Salud municipal y departamental, quienes buscan acabar con los “paseos de la muerte” y las agresiones entre conductores de ambulancias, quienes a su manera se pelean los pacientes de SOAT.

Desde hoy se dará cumplimiento a la Resolución 22827 con el fin de regular el servicio de ambulancias en el territorio nacional, priorizando Ibagué, decisión tomada luego que los participantes en la reunión manifestaran sus inquietudes frente a esta grave problemática que se vive en las calles de la capital del Tolima, donde por trasladar a un paciente de SOAT, hasta se han volcado algunas ambulancias, accidentes en los que por fortuna no se han registrado víctimas mortales, pero sí lesionados de gravedad.

Ibagué actualmente cuenta con 35 ambulancias que prestan el servicio de urgencias, es decir, que están capacitadas para atender accidentes de tránsito, entre ellas ALS, que cuenta con 7 vehículos; Prius, con 3 carros; SIEC, con 7 rodantes; Salud 24 Horas, con 2; Protección Vital, con 2; IPS Más Salud, con 9; UMET, con 4 y A&V, con un vehículo.

En la actualidad en Ibagué, dos de estas empresas no dan cumplimiento a la Resolución, lo que ha generado entre las demás empresas de ambulancias ciertos inconvenientes, en los que han resultado agredidos varios conductores y hasta las auxiliares de enfermería han resultado enfrentadas a los puños en las urgencias de algunos centros asistenciales de la capital del Tolima, situaciones que desde hoy tendrán que pasar a la historia.

Desde hoy quien no trabaje bajo la coordinación del CRUET, será llamado a una investigación en la Secretaría de Salud del Tolima, con la supervisión de la Procuraduría para que sea retirado del servicio de urgencias y siga únicamente con traslados de pacientes entre centros asistenciales de la ciudad.

Por ahora se adelantan algunas investigaciones en contra de las empresas que hasta el momento han cometido errores en los traslados de pacientes, y que lamentablemente, algunos de ellos han perdido la vida en lo que comúnmente se ha denominado “El Paseo de la Muerte”.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial
Imagen tomada de Noticias Caracol