Murió un hombre después de un mes de haber sido arrollado por una motocicleta

Fabriciano Caleño, de 36 años de edad, dejó de existir en la Clínica Tolima de Ibagué, después de 46 días de luchar contra la muerte en ese centro asistencial, donde fue llevado minutos después de ser arrollado por una motocicleta, hechos ocurridos en la calle 15 con carrera Primera, pleno centro de la capital del Tolima.

Varios días permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos, mientras se acabó el cubrimiento de los gastos del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, SOAT, siendo llevado con muerte cerebral a una de las habitaciones de ese centro asistencial, hasta hace pocas horas cuando decidieron llevarlo a practicarle un Tac, registrándose su deceso.

Familiares de Caleño piden a la Fiscalía que les sea entregado el cuerpo para sepultarlo, pues ya lleva un día en la Clínica Tolima sin que fuera entregado a las autoridades, hecho que preocupa a sus seres queridos.

De Fabriciano Caleño, se conoció que residía en el municipio de Rovira, de donde era oriundo y que su sepelio se efectuará en esa población tolimense.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial