Ya son dos las víctimas mortales de la balacera ocurrida el fin de semana anterior en el barrio Galarza

Diana Carolina Cortés, de 33 años de edad y residente en el barrio Galarza, al sur de la capital del Tolima, murió en la UCI del Hospital Federico Lleras Acosta de Ibagué, luego seis días de luchar por su vida, tras ser baleada en un presunto ajuste de cuentas, hecho ocurrido frente a su vivienda.

Diana Carolina Cortés recibió un balazo en la cabeza, ojiva que no pudieron extraer los profesionales de la salud, lesión que le provocó inflamación del cerebro, situación de la cual no pudo salir y que desde este miércoles la dejó con muerte cerebral.

Esta mujer deja tres hijos menores de edad, quienes están a cargo en este momento de la familia.

Hay que recordar que en los mismos hechos confusos, que hoy son materia de investigación, también fue baleado Yohan Adrián Murillo Echeverry, quien recibió seis heridas con arma de fuego, dos de ellas en la cabeza, que le produjeron exposición de masa encefálica y que lo mantuvieron cuatro días con pronóstico reservado en el mismo centro asistencial.

De la muerte de estas dos personas, ha sido señalado como autor material un joven de 23 años de edad, conocido como Kevin, residente en el barrio Avenida parte alta, de quien las autoridades desconocen su paradero.

Sobre este sangriento hecho, paradójicamente, hay que señalar que los familiares de Diana Carolina conocieron de su deceso cuando iniciaban las honras fúnebres de su amigo Yohan Adrián Murillo, cuyas exequias se efectuaron ayer hacia medio día en el Cementerio San Bonifacio de Ibagué.

 Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial