Familiares de Cosme Avendaño, asesinado en Valle de San Juan, exigen justicia para que el crimen no quede impune

Cosme Avendaño Lozano, de 68 años de edad (foto), fue asesinado de un balazo en la cabeza en un hecho que a esta hora investigan las autoridades policiales, y que ocurrió en la noche de este martes, en una finca de la vereda El Imán, jurisdicción del municipio del Valle de San Juan, de donde los responsables alcanzaron a escapar en moto.

Avendaño, conocido en esa región como "Kiko", fue auxiliado por uno de sus vecinos, quien escuchó el disparo y cuando llegó a la finca lo vio amarrado a una silla y con la mortal herida en la cabeza, trasladándolo de inmediato a la central de urgencias del Hospital San Vicente del municipio de Rovira, siendo remitido minutos después al Federico Lleras Acosta de Ibagué, donde se produjo su deceso.

La víctima residía en el Valle de San Juan, pero su trabajo en el campo lo hizo conocido durante toda su vida en el municipio de Rovira, donde el viernes se realizarán sus exequias.

La familia de Cosme Avendaño exige a las autoridades tolimenses una exhaustiva Investigación del crimen, para que la muerte de este conocido caficultor no quede impune.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial