Cuatro hermanos menores de edad fueron rescatados tras permanecer encerrados por más de dos días

Así lo dio a conocer el Comandante de la Policía Metropolitana de Ibagué, Coronel, Jorge Hernando Morales Villamizar, quien aseguró en Ondas de Ibagué, que la madre de los pequeños de 2, 4, 6 y 10 años de edad, tenía por costumbre dejar encerrados a sus hijos, sin comida, como tampoco con el encargo de sus vecinos, quienes no soportaron el llanto de los pequeños y dieron aviso a las autoridades locales, quienes al llegar al sitio, se encontraron con la triste y desgarradora escena.

Con la compañía del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar y las autoridades de Infancia y Adolescencia, se rompieron los candados que tenía la puerta, en presencia de la propietaria del inquilinato, con el fin de rescatar a los menores y darles un trato digno y evitar que se continuaran vulnerando los Derechos del Menor, siendo trasladados hacia las instalaciones policiales para ser dejados bajo protección del ICBF.

Según otros residentes de la misma vivienda, la madre de los niños, purga prisión domiciliaria y los deja abandonados, sin conocer a qué se dedica la mujer. También contaron que el padre de las criaturas se encuentra interno en el penal de Picaleña, purgando una condena, lo que los hace vulnerables.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial