Habla el propietario de la buseta de servicio urbano donde una mujer se quemó las nalgas con ácido

Jorge Reyes, propietario de la buseta de servicio público donde una mujer sufrió quemaduras de segundo grado en los glúteos, se defiende en Ondas de Ibagué y asegura que a la mujer que sufrió el accidente al interior del carro, sí le prestaron ayuda, inclusive, fue llevada por el conductor a las urgencias de la USI del Salado, donde fue atendida en primera instancia, hecho que ya está siendo investigado por las autoridades locales.

De la misma manera Jorge Reyes indicó que la compañía de seguros donde compró el Soat, no  va a responder por el hecho, pues no se consideró como accidente de tránsito, situación que será estudiada por las directivas de dicha empresa.

“No tengo la culpa de lo que haya pasado. Nosotros le hemos prestado todo nuestro apoyo. Hasta medicamentos le hemos comprado, pero nos molesta que la gente entre más uno los ayuda, más quienes verlo a uno fregado”, aseguró Reyes, propietario del rodante de pasajeros.

Finalizó esta persona indicando que en la empresa Cootrautol, donde se encuentra adscrito, reposan las facturas de todos los medicamentos que se han comprado para la señora.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial