Con todos los detalles, el conductor de buseta describe cómo fue atracado anoche en inmediaciones de Santa Ana

El atraco a la buseta ocurrió anoche en inmediaciones del Conjunto Veracruz, sobre la Avenida que comunica de la Plaza del Jardín al Salado, donde un hombre hizo el pare y subió al rodante, pero una cuadra más abajo, cuando el conductor le entregaba las devueltas, desenfundó un revólver y con palabras de grueso calibre lo obligó a que le entregara hasta el último peso, sin que los pasajeros pudieran hace algo por ayudarlo, hecho que fue inmediatamente denunciado ante los uniformados del Cai del Salado, quienes no atendieron el caso, porque ya era hora del cambio de turno, situación que ya está denunciada en la Fiscalía General de la Nación.

“Cuando me atracaron una de las pasajeras enviaba mensajes por los grupos de apoyo a todos sus contactos para que la policía llegara al lugar del hecho, pero nunca fue nadie. El conductor de la buseta que me seguía, al ver lo que me había ocurrido, fue hasta el Cai del Salado para avisarle a los policías, pero ellos le respondieron que ya era hora de cambiar de turno y que ya estaba tarde, entonces que esperaran a los policías que llegaran  para que ellos atendieran el caso. Si los policías hubieran actuado, hubieran capturado a los ladrones”, relató Néstor Raúl González.

Al profesional del volante se le llevaron 600 mil pesos del producido del día y algo más de millón y medio de pesos que tenía que pagar el rodamiento de la empresa, robo que pudo pasar los dos millones, sin contar con los documentos de identidad del conductor.

“Me sentí tan impotente, tan humillado. Sobre todo al ver la reacción de los policías que no hicieron nada por detener a esa gente. El ladrón, me dicen, lo recogió un tipo en una moto, pero a ese señor no lo vi. Ojalá la seguridad de Ibagué cambie”, concluyó el conductor conocido en el gremio del transporte urbano como “Guama”.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.