Estudiante del Inem casi pierde un dedo en un paradero de busetas

Juan Diego Poveda Betancourt, un adolescente de 16 años de edad, estudiante del Colegio Inem, quedó atrapado en un paradero de busetas ubicado en la carrera 5 con calle 20 de esta ciudad, luego que fuera empujado bruscamente por varios de sus compañeros de clase, cuando se dirigían a sus casas, en un hecho de intolerancia que por poco le causa la pérdida de uno de sus dedos de la mano izquierda.

El dedo le quedó incrustado en un pequeño hueco de la silla del parador de buses, ubicado en la mencionada dirección, emergencia a la que acudieron varios paramédicos, quienes intentaron cortar un pedazo de silla, para poder trasladar al paciente a un centro asistencial, para que fuera atendido de urgencia.

Al sitio llegaron dos máquinas de Bomberos y a pesar de los esfuerzos no le pudieron sacar el dedo, pero si cortaron la pieza de metal para posteriormente ser trasladado en una ambulancia de la empresa UMET al Hospital Federico Lleras Acosta.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.