Drama y dolor conmueven a una pareja por la pérdida de su hijo de apenas dos años y 10 meses de nacido

En circunstancias que son materia de investigación por parte de las autoridades metropolitanas de Ibagué, un menor falleció por inmersión en una piscina del Totumo, donde según el reporte preliminar entregado por la policía, en el sitio se conmemoraba un matrimonio y el menor de edad cayó accidentalmente al agua, sin que aún se hayan establecido las causas.

La policía investiga la situación, mientras tanto la familia del niño vive el drama inmenso por la pérdida de la criaturita que apenas empezaba a vivir con dos años y 10 meses de nacido.

La conmoción y el dolor se adueñó de los padres del pequeño.

Se conoció que al niño lo llevaron a las urgencias de la Clínica Nuestra siendo remitido al Hospital Federico Lleras Acosta donde los médicos confirmaron su deceso.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.