Conozca la historia de vida del habitante de calle a quien un borracho le quitó la mano de un machetazo

Después de varios intentos fallidos por salvarle la mano izquierda a Germán de Jesús Gómez, de aproximados 50 años de edad, se logró el objetivo en el quirófano del Hospital Federico Lleras del barrio La Francia, en medio de una complicada cirugía que se llevó varias horas, pero con un resultado positivo para esta persona, oriunda de Pereira, en Risaralda, y de quien se supo, desde hace 14 años, por cosas de la vida, reside en la calles de Ibagué.

Claudia Osorio, referente del tema de habitante de la calle en esta capital, fue la persona que se encargó de ayudar a Gómez, por quien los médicos no daban esperanzas de recuperar la extremidad, trabajo que hoy deja al grupo de profesionales de la salud una gran satisfacción, pues “El Paisa”, como es llamado entre sus amigos de calle, tendrá una nueva historia que contar.

De este hombre se supo que desde muy joven tuvo que soportar una difícil situación económica que lo obligó a él y a su hermano menor, vivir en las calles de la capital de Risaralda, hasta que por cosas del destino llegó a Ibagué a rodar sin rumbo y encontrando hace una semana a un hombre pasado de copas, quien en un momento de total intolerancia, le cercenó su mano izquierda con un machete y escapó.

El agresor desde ese momento es buscado por las autoridades.

Claudia Osorio se convirtió en un ángel para Germán de Jesús Gómez, pues esta profesional ha venido buscando la ayuda de buenos corazones para que este hombre en situación de habitante de calle logre encontrar a su familia y pueda continuar su vida tranquila.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.