Agente de Tránsito inmovilizó una ambulancia frente a la Clínica Tolima

El guarda de Tránsito de la Alcaldía de Ibagué inmovilizó en las últimas horas una ambulancia medicalizada, que esperaba frente a la entrada principal de la Clínica Tolima a una paciente de la tercera edad, de quien se supo, tenía una cita médica para realizarle un examen especializado, tras ser intervenida del colon hace un par de días, hecho que ya es investigado por las autoridades locales y por la Secretaría de Salud del Tolima.

La abuela, procedente de Santa Isabel, norte del Tolima, no pudo llegar a su destino y tuvo que regresar a la habitación, ubicada en el tercer piso del mencionado centro asistencial, a esperar nuevamente para que le sea asignada la cita, y de esta manera, realizarle el examen.

El procedimiento afectó la móvil 3 de la empresa de ambulancias Medical Servi, que se disponía a realizar un servicio de traslado Medicalizado.

Según versiones extraoficiales la ambulancia llegó a la clínica Tolima, el conductor del rodante sacó la camilla y mientras recogía a la paciente en el tercer piso para trasladarla a otro centro asistencial, donde le practicarían una resonancia, llegó el agente de Tránsito con una grúa y aunque el vigilante de la Clínica Tolima le informó al uniformado de azul que la tripulación iba a realizar un traslado medicalizado, a esta persona pareció no importarle, hizo caso omiso y ordenó que el vehículo fuera levantado.

Testigos del hecho afirmaron en Ondas de Ibagué que al ver que ya estaban sacando a la paciente en la camilla, en lugar de parar el procedimiento de inmovilización, el agente les ordenó a los funcionarios de la grúa que arrancaran más rápido.

El caso se puso en conocimiento de las autoridades competentes y la propietaria de la ambulancia intentó realizar las diligencias para que la Secretaría de Tránsito ordenara entrega de la ambulancia.

La paciente perdió la cita y a esta hora sus familiares hacen intensos esfuerzos por recuperar la cita para la toma de la resonancia, tema que lleva tiempo y que difícilmente podría darse.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.