A exalcalde y funcionarios de Villahermosa les aplazaron audiencias de solicitud de imputación de cargos

Ante un Juez de la República se adelantó en las últimas horas la audiencia de solicitud de legalización de captura en contra de Carlos Evelio Herrera García, ex alcalde de Villahermosa; el conductor de la época, Álvaro Alarcón y un contratista identificado como Yeison Andrés León Canizales, investigados por delitos como porte ilegal de armas de fuego, fraude procesal, falsa denuncia agravada y falso testimonio, diligencia que fue aplazada y deberá continuar en los próximos días en el municipio de Villahermosa, solicitud hecha por el abogado de la defensa, Antonio José París al Tribunal Superior del Tolima.

Según el profesional del Derecho, por competencia las audiencias concentradas deberán cumplirse en el municipio de Villahermosa, pues fue en esa parte del Tolima donde se cometió el hecho que hoy los tiene en el ojo del huracán por parte de la Fiscalía General de la Nación, tras una presunto autoatentado denunciado por el ex burgomaestre ante las autoridades y que según él, ocurrió el 19 de febrero de 2012, cuando los tres funcionarios se dirigían a bordo de un vehículo del Hospital de esa población, hacia el municipio del Líbano.

Según las investigaciones preliminares del ente acusador, uno de ellos, León Canizales, consiguió el arma para impactar el vehículo en el que se transportaba el entonces mandatario, mientras que el segundo, Álvaro Alarcón, el conductor, sería quien disparó tres veces al parabrisas del automotor.

Supuestamente, el hecho ocurrió cuando se desplazaban por la vía que conduce del municipio de Villahermosa al Líbano, en el sector conocido como “El Gato Negro”, donde supuestamente fueron sorprendidos por un hombre armado que abrió fuego de manera indiscriminada en su contra y luego huyó.

Sin embargo, por medio de interceptaciones telefónicas, grabaciones de audio, entrevistas y análisis documentales, los investigadores evidenciaron la posible autoría y participación de los hoy detenidos en el autoatentado.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.