Fuerte comunicado al Fiscal General exigiéndole apartarse de inmediato de su cargo

Pese haberse llevado a cabo la noche anterior la concentración de “las linternas” en todo el país, incluyendo la ciudad de Ibagué, en donde ciudadanos de las distintas clases sociales y colectivos se congregaron en la plaza Murillo Toro y en la Fiscalía del Papayo, se conoció un fuerte comunicado enviado por Asonal Judicial desde Bogotá, en dónde se le exige apartarse de inmediato del cargo a Néstor Humberto Martínez Neira, en calidad de Fiscal General de la Nación.

En sus apartes, el texto dice que “si bien como Sindicato hemos respetado la presunción de inocencia y el debido proceso, los últimos hechos desatados a partir del mes de noviembre de 2018 con el escándalo relacionado con la corrupción de la firma constructora ODEBRECHT y que el país conoce ampliamente, además de los impactos que tiene sobre toda nuestra sociedad y sobre las personas implicadas, han tendido un manto de duda sobre el accionar de la Fiscalía General de la Nación en cabeza del actual Fiscal General, Martínez Neira.

Con esto, se resta credibilidad y legitimidad a dicha Entidad y a la Rama Judicial en su conjunto, lo que significa un grave daño a la democracia de Colombia y especialmente a las instituciones que deben velar por la defensa y garantía de los derechos de todos los habitantes del país.

También genera una alta ingobernabilidad al interior de la Fiscalía, pues esta situación particular del Fiscal General le resta no sólo autoridad moral, sino indiscutibles dificultades para atender las labores propias del cargo al dedicarse a su defensa personal en detrimento de la dirección del ente investigador.

El propio Fiscal Martínez Neira, cimentó su período en la Fiscalía General de la Nación bajo el propósito de obtener mayor confianza ciudadana en la institución y lo que ésta representa y por esto, como demócrata debe en un acto de hidalguía, como lo demandamos en comunicado anterior, dar un paso al costado y permitir que la entidad esté al mando de un jurista sin ninguna tacha que rescate el buen nombre, el control organizacional y la credibilidad en el accionar de la Fiscalía”.

Por: Sandra Rincón, periodista regional.