Cárcel para alias “Sammy”, presunto cabecilla de la banda delincuencial “Los Vampiros”

Cinco presuntos integrantes de la organización delincuencial Los Vampiros, dedicada al parecer al hurto de productos farmacéuticos y suplementos vitamínicos en grandes cantidades, fueron capturados en las últimas horas mediante 3 diligencias de allanamiento y registro por investigadores del CTI de la Fiscalía Seccional Tolima, en Ibagué.

De acuerdo con las labores investigativas, el grupo delictivo usaba la modalidad de suplantación a través de empresas de papel, falsificando toda clase de documentación para hacerse pasar por miembros de instituciones como las Fuerzas Armadas, ICBF, Policía Nacional y otras, con el fin de solicitar los medicamentos a crédito, para luego huir y comercializar la mercancía hurtada de manera irregular en los departamentos de Huila, Tolima, Cundinamarca, Valle del Cauca y Antioquia.

Entre los detenidos se encuentran un uniformado activo de la Policía Nacional y una funcionaria de la Secretaría de Gobierno de la capital tolimense, quienes, según la Fiscalía,  habrían participado en el desfalco a una empresa farmacéutica de Bucaramanga, Santander, con un cargamento avaluado en más de 240 millones de pesos, haciéndose pasar como operadores del ICBF.

Es de anotar que dentro de la estructura criminal se encuentra además alias "Samy", quien era el presunto cabecilla de la banda "Los Logísticos", que delinquía bajo la misma modalidad, y fue desarticulada en el año 2013 por el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía.

En la diligencia judicial se les incautaron 7 millones 500 mil en efectivo, producto de la actividad ilícita y se recuperó mercancía que había sido hurtada, la cual fue avaluada en 70 millones de pesos.

En el caso de “Los Vampiros”, Ondas de Ibagué pudo establecer que fueron presentados en estrados judiciales y que por orden de un juez de la República, alias “Sammy” fue enviado a la cárcel, mientras que los demás capturados, fueron dejados en libertad y deberán seguir compareciendo al proceso.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.