Fiscalía reveló detalles de la investigación que llevó a la desarticulación de "Los Topos"

Los presuntos integrantes de una organización delincuencial denominada Los Topos, dedicada a comercializar estupefacientes a las afueras de Melgar, fueron capturados por la Fiscalía a través de uniformados la Sijín del departamento, quienes tras 9 meses de investigación lograron identificarlos y establecer que realizaban las entregas de la sustancia a domicilio o en zonas boscosas, usando como escondite precisamente la maleza para evadir a las autoridades.

Mediante 6 diligencias de allanamiento y registro realizadas en los barrios La Laguna e Icacal, bajo la coordinación de un fiscal adscrito a la Unidad Regional Antinarcóticos de la Seccional Tolima, se logró la aprehensión de 10 personas, tres de ellas en flagrancia, señaladas  como posibles responsables del comercio de estupefacientes.

Las sustancias comercializadas son cocaína, bazuco y marihuana en cantidades de 5 gramos en adelante, mediante el uso de expendedores que se ubican al parecer a las afueras del municipio tolimense, hasta donde llegan los compradores, en su mayoría movilizándose en mototaxi, para adquirir la sustancia ilícita; una vez realizada la transacción, se vuelven a introducir en la maleza.

De acuerdo con los resultados de las labores investigativas, la organización delincuencial trasladaba la sustancia desde Bogotá para abastecer diferentes puntos de expendio en Melgar, ubicados en zonas críticas.

Para obtener estos resultados se contó con el apoyo de un agente encubierto, vigilancias, inspecciones judiciales y entrevistas, que permitieron la identificación plena de los probables responsables, hoy detenidos.

En las diligencias, las autoridades decomisaron varios gramos de cocaína y marihuana, e incautaron motos con fines de comiso, ya que serían usadas para el transporte ilícito de la sustancia estupefaciente.

Entre los integrantes capturados está su posible jefe, conocido con el alias de Popeye, seguido de sus expendedores y hombres de confianza.

La economía criminal del grupo superaba los 30 millones de pesos semanales, aproximadamente, por la comercialización de los alucinógenos.

Todos los investigados hoy serán presentados ante un juez con funciones de control de garantías de Ibagué para su respectiva judicialización por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico de estupefacientes.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.