Denuncian a agente de Tránsito de poner en riesgo la vida de una abuela al detener un taxi que iba de urgencia con la mujer de la Tercera Edad

El caso ocurrió en el barrio Cádiz de Ibagué, cuando José Gómez, conductor de taxi, se vio en la necesidad de bajar del vehículo a dos pasajeros para atender otro servicio de urgencia y en el que una abuela estaba a punto de morir, pues necesitaba estar conectada a una bala de oxígeno y la que tenía estaba a punto de acabarse, situación que obligaba a la abuela a respirar con dificultad.

Relata José Gómez, el representante de la onda amarilla que para llegar más rápido al sitio indicado por el familiar de la abuela, tuvo que hacer, con cuidado, un giro prohibido siendo solicitado por el funcionario de azul para que detuviera el carro, y de esta manera, imponerle un comparendo, según Gómez, sin justa causa, toda vez que se trataba de una emergencia.

Mientras que la abuela esperaba, en la silla trasera del taxi, a que el profesional del volante continuara el viaje, el Agente de Tránsito, ponía en riesgo la vida de la octogenaria, pese a las súplicas del profesional del volante y del hijo de la mujer, sin que fueran tenidas en cuenta por el funcionario de la Secretaría de Movilidad de Ibagué.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.