Joven con discapacidad que aparentemente había sido dejado abandonado en una cafetería, resultó ser primo del hombre que lo quería dejar en la Comisaría de Familia

Carlos Julián Meza Pedraza, de 25 años de edad, resultó ser primo de Cristian Niño Pedraza, el comerciante que lo llevó anoche hasta la Comisaría Permanente de Familia y que intentó engañar a las autoridades haciéndoles creer que el joven se lo habían dejado en la puerta de su establecimiento, al parecer, para deshacerse del muchacho, pues su condición de discapacitado y de soledad, se pudo haber convertido en un estorbo para la familia, un hecho repudiable y que conmocionó a la comunidad ibaguereña, además que ya es investigado por las autoridades locales.

Del joven se logró conocer que su progenitora se encuentra privada de la libertad en el Coiba de Picaleña y que padre hace algún tiempo falleció, tal y como Carlos Julián, en medio de su estado dio a conocer, información que fue corroborada por el grupo investigativo de Las Noticias de Ondas de Ibagué, luego de contactar a varias personas que conocen a  la familia Meza Pedraza.

De la misma forma se pudo conocer que el joven residía en los apartamentos de Multifamiliares El Tejar, según había informado uno de sus hermanos, situación que deberá ser corroborada por las autoridades que ya investigan el caso y que tratan por todos los medios de que Carlos Julián no siga más bajo el cuidado de su familia, pues es  para el joven un peligro que allí continúe, luego de que se conociera por todas las situaciones que ha tenido que pasar, mientras su misma familia se quiere deshacer de él.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial.