Piden a Minsalud que intervenga el Laboratorio de Salud Pública del Tolima

Esto surgió luego de la polémica por las pruebas de los cabildantes de la ciudad al ser contrastadas con otras realizadas en una entidad privada.

Siguen generando eco las declaraciones del concejal Rubén Darío Correa, al dar aviso de los resultados positivos para el COVID-19, de él y otros 10 concejales y que luego fueron desmentidas por otras pruebas realizadas en un laboratorio privado.

De esta manera y contando con un resultado positivo y otra negativo para el virus en al menos 3 concejales y el secretario general de la Corporación, Correa envío una petición al Ministerio de Salud para que intervenga el Laboratorio de Salud Pública y así conocer de qué forma se están practicando las pruebas, qué reactivos utilizan y el mismo procedimiento.

Asimismo, el concejal por el Partido ADA y miembro de la Mesa Directiva de la Corporación, reveló que el procurador delegado para la Salud en Colombia le informó sobre la apertura de una investigación de oficio sobre estas pruebas realizadas a cabildantes de la capital tolimense.

"Esta mañana recibí la llamada en mi teléfono celular desde Bogotá del señor Procurador delegado para la Salud en Colombia, el doctor Gelman Rodríguez, y me ha manifestado que a Bogotá llegó la información que publicamos esta mañana a través de redes sociales y medios de comunicación como Ondas de Ibagué y que la Procuraduría delgada para la salud en Colombia decidió abrir una investigación de oficio en este caso que ocurrió con las 12 pruebas que se tomaron el pasado 7 de agosto porque no es posible, dijo el doctor Gelman, que de 12 concejales de Ibagué 10 años positivos como se me informó y ahora con mi caso, 3 comencemos a divulgar pruebas negativas" manifestó.

De esta manera, Correa aseveró que espera que por medio de la solicitud y la apertura de esta investigación al Laboratorio de Salud Pública, se pueda conocer la realidad de estas pruebas, que como a los concejales, le puede suceder a la ciudadanía en general, generando pánico e información errónea sobre el estado de salud real de los ciudadanos.