Ningún herido y seis personas capturadas: balance de las violentas protestas contra la Policía en Ibagué

La muerte del abogado Javier Ordóñez a manos de dos policías que lo atacaron en repetidas oportunidades con una pistola eléctrica, ha desatado una ola de indignación en redes sociales y protestas en varias ciudades del país que terminaron convirtiéndose en actos de vandalismo.

La capital tolimense no fue ajena a ello. Ayer miércoles sobre las 4:30 de la tarde, un grupo de más de 150 jóvenes, con la cara parcialmente cubierta, provocaron desórdenes en Ibagué y atacaron a piedra la base de la Policía Metropolitana ubicada en la avenida Ferrocarril entre calles 21 y 23.

La violenta manifestación duró más de una hora y fue necesaria la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, con el fin de dispersar a la turba que lanzaba piedras y otros elementos contundentes contra la guardia del comando.

En varios videos difundidos en redes sociales se muestra a los manifestantes golpeando las vallas de contención y expresando su indignación con cánticos y arengas por el reprochable actuar de los uniformados en Bogotá.

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Gabriel Bonilla, le manifestó a Ondas de Ibagué que no se registraron heridos.