1.000 árboles fueron sembrados en el municipio de Alvarado

Con la siembra se quiere aportar a la recuperación de 2000 hectáreas quemadas en el incendio forestal en Alvarado acaecido en septiembre de 2019.

El comité de responsabilidad social de la ANDI seccional Tolima-Huila conformado por voluntarios empresariales vinculados, junto al Ejército Nacional y Cortolima, llevaron a cabo la jornada de siembra de 1.000 árboles en el bosque seco tropical en Alvarado.

Con esta intervención ambiental se busca restaurar una zona gravemente deteriorada por el incendio forestal del año anterior a través de la siembra de 1.000 individuos arbóreos de la familia Iguá, que es una especie nativa, reconocida como regulador del clima dado su follaje; por consiguiente, ayuda a la recuperación natural de la flora y fauna propia de bosque seco tropical.

Cabe resaltar, que esta actividad se realizará en el predio “La Vallecita”, el cual es de propiedad de la autoridad ambiental, Cortolima, y que a su vez forma parte del   ecosistema Bosque Seco Tropical. Originalmente este ecosistema cubría más de 9 millones de hectáreas en Colombia, de las cuales quedan en la actualidad apenas un 8%, constituyéndose así en uno de los ecosistemas más amenazados en el País.

“Cortolima espera cerrar el año con la siembra de 65.580 árboles en más de 40 hectáreas del Tolima y de este modo, llegar al final del cuatrienio con la meta de un millón quinientos mil árboles sembrados en el departamento, y con esta cifra, aportar a la meta nacional de 180 millones plántulas a nivel Colombia. Una gran problemática en el departamento es la calidad y la cantidad de agua, la situación que tienen nuestras fuentes hídricas, nuestras quebradas y nuestros ríos”, puntualizó Olga Lucía Alfonso, directora general de Cortolima.