Más de $2.000 millones serán invertidos en cárcel de Picaleña para prepararla ante rebrote de COVID-19

El Gobierno ya se alista para lo que han llamado, la segunda oleada del virus.

Actualmente las autoridades departamentales y nacionales están invirtiendo un total de $1.749 millones para garantizar 169 cupos de aislamiento por COVID-19, como medida preventiva para lo que han denominado una segunda oleada del virus.

Así mismo, se destinaron $906 millones en la adecuación de las condiciones de la cocina de la cárcel, $521 millones para adecuaciones en todo el sistema de sanitarios y una segunda fase en este mismo tema con una inversión de $449 millones que a inició.

Andrés Ernesto Díaz director de la unidad de servicios penitenciarios y carcelarios, expresó que, en total, los recursos destinados al establecimiento ascienden a $2.300 millones.

“Queremos garantizar condiciones sanitarias y de sanidad que nos permitan actuar de manera adecuada frente al COVID. Otro aspecto fundamental es la alimentación, y en el segundo semestre la inversión en este aspecto para la población privada de la libertad fue de $20.000 millones, de 7.000 raciones diarias que estamos entregando entre comidas y refrigerios. Más lo que se entrega en URIS y estaciones de policía”, informó Díaz.

Finalmente, se informó que se invirtieron $790 millones para 40 profesionales que atiendan a la población carcelaria en temas de defensa, y se dio la entrega de 125.000 tapabocas, 101.000 medicamentos y 15.800 litros de jabón antibacterial.