Más de 200 fiestas denunciadas y 7 establecimientos fueron cerrados por violar toque de queda

El primer fin de semana militarizado de la capital tolimense demostró que los ibaguereños no aprenden ni con toques de queda. Más de 200 fiestas fueron denunciadas durante la noche del 31 de octubre y cerca de 80 comparendos fueron impuestos por incumplimiento a la restricción nocturna.

De acuerdo con las autoridades, en los diferentes patrullajes que se realizaron participaron más de 200 uniformados entre Policías y militares quienes, en compañía de funcionarios de la Alcaldía, verificaron que se cumpliera con el toque de queda, la restricción de consumo de licor en locales comerciales y espacios abiertos, así como la prohibición de reuniones privadas y públicas pero el resultado evidenció que muchos se rehusaron a acatar las medidas.

Más de 200 fiestas fueron denunciadas, siete locales comerciales tuvieron que ser cerrados por estar vendiendo licor, se impusieron 159 comparendos y de esos 78 fueron por desacatar el toque de queda.

En cuanto a operativos sobre las vías, durante el fin de semana se inmovilizaron más de 100 vehículos, según indicó el secretario de Gobierno, Carlos Portela, "estuvimos ubicados en diferentes puntos, haciendo una revisión exhaustiva del cumplimiento de la Ley y preservando el orden. Así demostramos, una vez más, que ningun acto de desacato a la Ley será permitido".