Aunque el Tolima está en alerta roja, el Gobernador afirma que la salud del departamento está en su mejor momento

Para el gobernador Ricardo Orozco, la salud en el departamento está en su mejor momento y sigue mejorando. Esto, pese a que el departamento se encuentra en medio de una alerta roja hospitalaria.

Para Orozco la prioridad es fortalecer la red de salud pública del Tolima, por lo que una de las primeras acciones adelantadas fue la recuperación de la sede El Limonar del hospital Federico Lleras, la cual se logró reabrir pues se encontraba ad portas de ser vendida.

Con una inversión de $4.800 millones se habilitó el segundo piso donde se instalaron 43 camillas de expansión, dos unidades de rayos X  y 10 camas UCI en el tercer piso. En estos momentos se está adelantando la remodelación del cuarto piso donde se instalarán 26 camas de hospitalización y 20 de UCI,  y en el quinto piso se invertirán $1600 millones para poner al servicio 26 camas de UCI y 24 de hospitalización.

En cuanto al aumento de la capacidad instalada en la red hospitalaria del Tolima, el Gobernador informó que se han dotado con nuevas camas UCI a diferentes hospitales: 10 camas para el San Rafael de El Espinal, 8 en el San Juan de Dios en Honda, 9 en San Juan Bautista de Chaparral, 10 en el Alfonso Jaramillo de El Líbano, 10 en Reina Sofía de Lérida, 6 en Nueva Candelaria de Purificación, para un total 327 camas en la red pública y privada del departamento.

En cuanto al Laboratorio Salud Pública se ha realizado una inversión cercana a $8.000 millones para su reactivación, modernización y mejoramiento de sus servicios, pues la meta del gobierno es que se convierta en laboratorio público de bioseguridad nivel tres.

Por estas acciones el gobernador Ricardo Orozco considera que la salud del Tolima se encuentra en su mejor momento, sin embargo, se reitera a la ciudadanía cumplir las medidas de autocuidado para disminuir los contagios por COVID-19, los cuales han aumentado de formas alarmantes en los últimos días.