Vigilante del peaje de Cajamarca: arriesgó su vida pero no abandonó su puesto de trabajo

Carlos Norbey Gantiva Bobadilla, un vigilante de 50 años de edad, fue quien la persona que con su actitud conquistó el corazón de miles de colombianos, quienes observaron el video de la noche del derrumbe en el peaje del municipio de Cajamarca, grabado por John Vargas, uno de sus compañeros de labor en esa parte del Tolima, quien nunca imaginó que ese instante le diera la vuelta al mundo y menos, con un mensaje alentador de buen ejemplo.

Gantiva Bonilla vio cómo esa noche más de 70 chivos morían al caer en una Turbo al abismo ubicado frente a las instalaciones del peaje, luego del fuerte desastre natural que estuvo a punto también de acabar con su vida.

El hombre encargado de la seguridad del peaje, aseguró que siempre ha sido cumplidor con su trabajo y que nunca ha abandonado sus obligaciones, ejemplo claro de esto, quedó grabado en video, donde pese a las súplicas de su compañero de labor, este hombre continuó allí esperando lo que por fortuna nunca llegó.

El olor a tragedia y barro y los ruidos estruendosos de las latas retorciéndose nunca saldrán de la mente de este humilde cajamarcuno, quien afirmó que parte de su familia ha muerto y que tan solo hoy cuenta con la compañía de su esposa y la de sus hijos, residentes en la Despensa Agrícola de Colombia.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial