Un ibaguereño, es el presunto cabecilla del Eln quien intentaba reactivar el Frente Bolcheviques en el norte tolimense

Efectivos de la Policía, en coordinación con el Ejército Nacional y la Fiscalía General de la Nación, dieron con el paradero de José Antonio Núñez Moya, ‘"Diego" o "Mateo’", quien según las autoridades, había recibido la misión del Comando Central de reactivar el Frente Bolcheviques, desmantelado en el norte del Tolima.

El presunto guerrillero, con 12 años en el grupo subversivo, deberá responder por los delitos de homicidio en grado de tentativa, porte ilegal de armas y hurto calificado y agravado.

Durante la acción policial se incautaron 5 pistolas 9 milímetros, 7 proveedores, un equipo con mira telescópica, munición, 6 computadores portátiles, 20 memorias USB, 6 teléfonos celulares, propaganda subversiva y más de 9 millones de pesos en efectivo.

En febrero de 2016, ‘"Diego", de 32 años de edad y oriundo de Ibagué, resultó herido en zona rural del corregimiento de Tierradentro, en zona rural del municipio de El Líbano. Norte del Tolima, motivo por el cual fue trasladado al departamento de Antioquia para recibir atención médica.

Tres meses después regresó al norte del Tolima para intentar cumplir la misión, pero ante la fuerte presencia de la fuerza pública, decidió retornar en julio de 2016 a Antioquia.

Desde allí, dicen las autoridades, continuó delinquiendo, en especial buscando reclutar a exintegrantes del crimen organizado y a estudiantes, pero ayer la Policía Nacional puso fin a su carrera criminal.

“El Eln fue desterrado por nuestra fuerza pública del departamento del Tolima y no permitiremos su reactivación”, sostuvo el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas Echeverri.

A su vez el director general de la Policía Nacional, General Jorge Hernando Nieto Rojas, aseguró que la Institución a su mando continuará la ofensiva contra esta guerrilla y las demás manifestaciones del crimen organizado.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial