Se acabó “la era Visash” en la Contraloría de Ibagué

Una vez finalizadas las votaciones para elección de Contralor Municipal de Ibagué, fue leído el decreto expedido por el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo,  que separaba de manera inmediata a Diego Mauricio Visash, como contralor encargado, quien ocupaba esa dignidad desde el 20 de abril de 2016.

El anunció causó revuelo en la corporación, pues no se esperaba pronunciamiento inmediato del burgomaestre; el concejal Carlos Andrés Portela, señaló que, podría insistir un presunto vicio de ilegalidad, pues el concejo de Ibagué no expidió un acto administrativo estipulando que el proceso de elección  de contralor terminó.

“Aunque hubo votación, no se expidió por parte de la corporación un acto administrativo que termine el proceso de elección de contralor, por lo  tanto es prematuro que el alcalde emita un decreto que termine el encargo, cuando ni siquiera,  sabemos cuál es el proceso a seguir” dijo Portela.

Sin embargo, después de muchos “ires y venires” el concejo Municipal se dispuso a hacer la elección por medio de votación nominal,  para designar temporalmente al contralor en encargo,  en donde se obtuvo la siguiente votación:

Julio Cesar Vásquez Figueroa: 11 Votos

Jeison Farith Méndez: 1 Voto

Iván Darío Delgado Triana: 1 Voto

José Roberto Vásquez: 0 Votos

Siendo elegido Julio Cesar Vásquez Figueroa, como nuevo contralor encargado de la Ciudad de Ibagué.

Por su parte, Diego Mauricio Visash, indicó que, aunque acatará el decreto, no lo comparte, pues al parecer esta decisión estuvo orquestada y hubo vicios de ilegalidad.

“Ya se hizo una consulta con el Consejo Nacional de Contralores y vamos a pedir acompañamiento a la Procuraduría,  porque consideramos que se vulneraron mis derechos y se violaron los conductos regulares” dijo Visash.

A su vez señaló que, nunca hubo persecución en contra del alcalde Jaramillo, sino que, se hizo un trabajo serio e imparcial desde este órgano de control.

Finalmente dio a conocer que, a sus manos llegaron denuncias por más de mil millones de pesos que el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo habría pagado para que, presuntamente se hicieran publicaciones en un periódico local, con el objetivo de mejorar su imagen.

Por: Paola Rojas Gómez, periodista regional