Tres accidentes mortales en vías tolimenses

El primer trágico accidente de tránsito ocurrió en las últimas horas en una vía terciaria del municipio de Planadas, sur tolimense, donde según las autoridades, dos personas que se movilizaban a bordo de una moto Yamaha V-80, de color negro, cayeron a la quebrada El Silo, luego que el piloto perdiera el control del rodante.

La víctima mortal, quien conducía la moto, fue identificada como Alejandro Montoya, un hombre de 26 años de edad.

La parrillera responde al nombre de Zenaida Montoya, quien sufrió heridas de consideración y fue trasladada a la central de urgencias del Hospital de esa localidad del sur.

Las autoridades investigan las verdaderas causas por las que ocurrió la tragedia.

 

Otro motociclista también falleció al chocar de frente contra un árbol cuando conducía en estado de embriaguez.

El trágico accidente de tránsito ocurrió en las últimas horas en inmediaciones de la vereda Piedras Blancas, ubicada en el kilómetro 3, sobre la vía que del municipio de Guamo conduce a San Luís, donde perdió la vida un hombre que conducía una motocicleta, al parecer, en estado de embriaguez, según reportaron las autoridades de Tránsito del Tolima.

El piloto fue auxiliado y trasladado hacia el Hospital San Rafael del municipio del Espinal, donde el herido fue identificado como Humberto Vélez Gutiérrez.

Esta persona se movilizaba en la motocicleta de placas MJY-84B, marca Auteco Pulsar, que quedó destrozada al chocar de frente contra un árbol, diligencias que estuvieron a cargo del Inspector de Policía de Guamo.

 

Un último y mortal accidente de tránsito lo registraron las autoridades sobre la vía que del municipio de Flandes conduce a Coello, en el Tolima, donde falleció un motociclista tras ser arrollado de manera violenta por un vehículo, quedando en crítico estado de salud, la esposa del piloto, quien viajaba como parrillera, hecho que investigan las autoridades seccionales.

La mujer lesionada fue trasladada a un centro asistencial en Flandes y minutos después, por la gravedad de sus heridas, remitida a la capital de la República, donde permanece con pronóstico reservado.

Óscar Cruz deja con su esposa, Alejandra Herrera, un niño de 3 años.

Versiones extraoficiales indicaron que la pareja se desplazaba hacia Coello a disfrutar de las festividades, cuando ocurrió el trágico accidente.

Por: Juan Manuel Escobar, periodista judicial